Cómo dejar de fumar: algunos consejos para dejar de fumar

Para dejar de fumar es importante que la decisión se tome por iniciativa propia, porque de esta manera el proceso se vuelve un poco más fácil

 

Para dejar de fumar es importante que la decisión se tome por iniciativa propia, porque de esta manera el proceso se vuelve un poco más fácil, ya que dejar una adicción es una tarea difícil, especialmente a nivel psicológico. Por lo tanto, además de tomar la decisión de dejar de fumar, es importante que la persona cuente con el apoyo de familiares y amigos y adopte algunas estrategias que ayuden a disminuir el deseo de fumar.

También es importante identificar cuándo surgió la necesidad de fumar, porque de esa manera es posible reemplazar el acto de fumar con otra cosa, como hacer actividad física o comer algo, por ejemplo. Además del apoyo de familiares y amigos, también puede ser interesante tener un psicólogo, ya que también es una forma de trabajar en la adicción y hacer que el proceso de dejar de fumar sea más natural.

Entonces, algunos consejos para dejar de fumar incluyen:

1. Establezca un horario para dejar de fumar

Es esencial establecer una fecha o un período para dejar de fumar por completo, dentro de un intervalo de no más de 30 días después de haber pensado en dejar de fumar.

Por ejemplo, el 1 de mayo, puede planificar y visualizar una nueva vida sin fumar y determinar el último día posible para dejar de fumar, como el 30 de mayo, o definir un día significativo, como terminar un curso, tener un nuevo trabajo o terminar un paquete, por ejemplo, se vuelve más motivador y más fácil de comenzar.

2. Eliminar objetos relacionados con cigarrillos

Para dejar de fumar, debe comenzar quitando todos los objetos relacionados con los cigarrillos de su hogar y trabajo, como ceniceros, encendedores o paquetes de cigarrillos viejos. Por lo tanto, es posible que haya estímulos para fumar.

3. Evita el olor

Otro consejo importante es evitar el olor a cigarrillo y, por lo tanto, debe lavar su ropa, cortinas, sábanas, toallas y cualquier otro objeto que pueda oler a cigarrillos. Además, también es aconsejable evitar los lugares donde está fumando debido al olor del humo.

4. Comer cuando tiene ganas de fumar

Cuando surge la necesidad de fumar, una estrategia es comer chicle sin azúcar, por ejemplo, para mantener la boca ocupada y reducir la necesidad de encender un cigarrillo. Sin embargo, es común que las personas aumenten de peso cuando dejan de fumar, porque a menudo sustituyen los cigarrillos por alimentos más ricos en grasas y azúcar, lo que facilita el aumento de peso. Además, los aromas de la comida se vuelven más fuertes y más agradables, lo que aumenta el apetito y termina haciendo que la persona coma más.

Por lo tanto, cuando aparece la necesidad de fumar, se recomienda que la persona evite comer alimentos muy azucarados, porque además de facilitar el aumento de peso, también aumenta la necesidad de fumar, da preferencia a los jugos cítricos, come palitos de frutas o vegetales para comer. durante todo el día y comer cada 3 horas, dando preferencia a los bocadillos saludables. También es importante practicar actividades físicas, porque además de promover la salud, ayudan a reducir el deseo de fumar.

5. Hacer otras actividades placenteras

Cuando llega la necesidad de fumar, es importante que la persona esté distraída, realizando actividades que le den placer y reemplacen la sensación de pérdida, por ejemplo, caminar al aire libre, ir a la playa o al jardín. Además, uno debe hacer una actividad que requiera tiempo y manos diarias, como crochet, jardinería, pintura o ejercicio, son excelentes opciones.

6. Involucre a familiares y amigos

Para dejar de fumar, el proceso es más fácil y menos costoso cuando la familia y los amigos cercanos participan en el proceso y ayudan, respetando los síntomas característicos de abstinencia, como irritabilidad, ansiedad, depresión, inquietud, malestar físico, dolores de cabeza. trastornos de la cabeza y del sueño, por ejemplo.

7. Haz psicoterapia

El contacto con un psicólogo o psiquiatra también puede ayudar en el proceso de dejar de fumar, especialmente durante las crisis de abstinencia. Esto se debe a que el profesional ayudará a identificar qué hace que aumente el deseo y, por lo tanto, indicará formas de aliviar el deseo de fumar.

En algunos casos, el psiquiatra puede recomendar el uso de algunos medicamentos que ayudan al cuerpo a adaptarse y desintoxicarse de la adicción al cigarrillo. Vea cuáles son los remedios para dejar de fumar.

8. Haz acupuntura

La acupuntura es una terapia alternativa que también puede ayudar a reducir la adicción al cigarrillo, porque ayuda a combatir la ansiedad y a reducir los síntomas de abstinencia. Además, la acupuntura promueve la liberación de endorfinas y serotoninas, promoviendo una sensación de placer y bienestar. Comprende cómo se realiza la acupuntura.

Visita nuestra Calculadora de Calorías

Calculadoras Online

Comparte con los demás

Un comentario

  1. Muy buenos consejos espero que me motiven para seguir dejando el tabaco de una vez por todas.

Deja un comentario