Todo sobre la ortodoncia interceptiva

La ortodoncia interceptiva es un tipo de ortodoncia preventiva utilizada únicamente en niños, para orientar o corregir el crecimiento deficiente de los dientes y huesos maxilares.

Objetivos ortodoncia interceptiva

El objetivo es poder tratar los problemas de maloclusión a una edad temprana, antes de que se complete el crecimiento. De hecho, es más fácil actuar sobre los huesos cuando están en pleno desarrollo para evitar la aparición de problemas más graves y complicados en la edad adulta como nos recomiendan los profesionales en ortodoncia para niños en Zaragoza.

El objetivo de la ortodoncia interceptiva, es en primer lugar, tratar el desarrollo de los huesos de la mandíbula a tiempo, para que estén en la posición y el tamaño correctos, cuando todavía es fácil guiar su crecimiento. No es solo una cuestión de estética , ya que actúa directamente sobre la estructura ósea para evitar futuros problemas funcionales y de salud.

Si la insuficiencia mandibular no se trata durante el crecimiento óseo, se requerirán tratamientos mucho más complejos en la edad adulta.

¿A qué edad se puede usar la ortodoncia interceptiva?

Todos los niños son diferentes y tienen su propio ritmo de crecimiento. No obstante, se recomienda una primera visita al ortodoncista alrededor de los 6 años para comprobar que los huesos y los dientes se están desarrollando correctamente.

Beneficios de la ortodoncia interceptiva

Este método preventivo para corregir problemas de ortodoncia en desarrollo puede ser beneficioso para muchos niños. Puede ser tan simple como fomentar la aparición adecuada de los dientes permanentes mediante la extracción de los dientes primarios cuando sea necesario o el uso de mantenedores de espacio para evitar que los dientes se muevan debido a la pérdida temprana de un diente primario.

No todos los niños necesitan un tratamiento de ortodoncia interceptiva, pero los que lo necesitan pueden beneficiarse enormemente del tratamiento. Con una evaluación temprana, el ortodoncista puede recomendar un tratamiento y prevenir otros problemas dentales.

El tratamiento implica el uso de aparatos para apoyar los dientes y las encías. La evaluación temprana de ortodoncia ofrece grandes beneficios, tales como:

Mantener los dientes sanos

Los dientes torcidos y apiñados pueden dificultar la limpieza de los dientes, lo que permite la acumulación de placas y la proliferación de bacterias. Esto suele provocar caries, infecciones en las encías y otros problemas dentales. Al enderezar los dientes a tiempo, se puede promover la limpieza adecuada de los dientes y evitar problemas dentales innecesarios.

Prevenir la pérdida de dientes

Los dientes primarios son cruciales para mantener la estructura dental de tu hijo. Cuando fallan demasiado pronto, los dientes circundantes pueden desplazarse a los espacios y aumentar el riesgo de que los dientes permanentes salgan en una posición anormal o torcida.

Corregir problemas de mordida

La maloclusión o una mala mordida puede hacer que los dientes crezcan de forma anormal y se aprieten. Además, puede provocar dolores de cabeza, de mandíbula y faciales. En casos graves, el maxilar superior puede tener poco espacio para soportar el crecimiento de nuevos dientes.

Reduce el riesgo de traumatismos dentales

Los dientes torcidos son más susceptibles de sufrir daños físicos, como astillamientos y grietas. Enderezar estos dientes a tiempo puede ayudar a reducir el riesgo de traumatismos.

La intervención temprana de ortodoncia puede beneficiar a tu hijo durante el crecimiento y desarrollo de los dientes y los huesos. Es posible que tu hijo no necesite un tratamiento de ortodoncia de inmediato, sin embargo, una consulta del equipo de esta clínica dental en Zaragoza puede informarte cómo pueden ayudar a tu hijo, y si es necesario un tratamiento futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.