¿Lentillas diarias o mensuales? ¿Qué es más barato?

Con las lentillas, no tienes que preocuparte de que las monturas de las gafas obstruyan tu campo de visión. No se empañan con los cambios de temperatura y puedes moverte libremente sin que se te caigan.

Si no prefieres llevar gafas, las lentes de contacto son ideales para ti. Muchas personas se sienten más seguras llevándolas y pueden incluso dar una visión más natural.

¿Deberías optar por las lentillas diarias o mensuales? Infórmate de cuál es la opción ideal para ti con este artículo.

Lentillas diarias o mensuales

Las lentillas mensuales son más gruesas y duraderas que las diarias. Estas lentillas resisten a la desecación mientras las guardas y las utilizas durante un mes. Puedes colocarlas en un pequeño recipiente de dos caras lleno de solución para lentes de contacto cuando no las uses. Con estas lentillas mensuales, tendrás que limpiarlas y desinfectarlas a diario para evitar infecciones y la acumulación de proteínas.

Las lentillas mensuales son más respetuosas con el medio ambiente porque tirarás menos lentes de contacto que las diarias. Si eliges las lentes de contacto mensuales, sólo utilizarás 12 pares al año, lo que supone menos residuos que acaban en los vertederos. Estas lentes de contacto suelen utilizar hidrogel de silicona, lo que permite que tus ojos respiren mejor.

Dejan pasar más oxígeno a los ojos, lo que mejora la comodidad. Existen varias soluciones para limpiar las lentillas mensuales, pero sólo debes utilizar las que te recomiende tu oftalmólogo. Las distintas marcas y tipos de soluciones contienen diferentes sustancias químicas que pueden no ser adecuadas para tus lentes de contacto.

Por otro lado, las lentillas diarias o desechables diarias son lentes que se tiran a la basura al final del día después de su uso. Por la mañana, abres otro paquete de lentes de contacto nuevas para usarlas durante el resto del día. Si eliges las lentillas diarias, no tendrás que limpiarlas ni guardarlas para la próxima vez. Estas lentes de contacto son muy finas y contienen mucha agua. Sin embargo, si te las quitas a mitad del día, no podrás seguir usándolas y tendrás que comprar un par nuevo.

Comparativa lentillas mensuales y diarias

  • Las lentillas mensuales cuestan de media 16€ que al año son 64 € en cajas de 3 pares de lentillas
  • Las lentillas diarias cuestan de media 22€ que al año son 264 € en cajas de 30 paras de lentillas
Lentillas diarias o mensuales
Lentillas diarias o mensuales

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir lentillas

Tu prescripción

El hecho de que las lentillas mensuales o diarias sean ideales para ti puede depender de tu graduación. No todos los tipos de lentes de contacto están disponibles para todas las prescripciones. Por ejemplo, si necesitas lentes multifocales, sólo están disponibles en versión mensual. Para asegurarte de que tu prescripción está al día, acude a tu clínica oftalmológica con regularidad.

Coste mensual de las lentillas

El coste de las lentillas diarias puede ser muy diferente al de las mensuales. Las lentes de contacto diarias pueden ser más caras si utilizas al menos un par al día. Por otro lado, con las lentillas mensuales tienes que comprar soluciones para lentes de contacto y estuches para limpiarlas y guardarlas.

Estilo de vida

Si tu prescripción es tanto diaria como mensual, deberás tener en cuenta tu estilo de vida. ¿Qué actividades realizas a diario? Las personas que practican deportes o realizan entrenamientos pueden beneficiarse de las lentes de contacto diarias porque estas actividades suelen exponer los ojos al sudor, la suciedad o el agua. Si te entra algo en los ojos, sólo tienes que quitarte las lentillas diarias y tirarlas.

No tienes que preocuparte de limpiar las lentes de contacto si entran en contacto con contaminantes. Con las lentes de contacto diarias, no necesitas llevar siempre contigo una solución limpiadora y recipientes para guardarlas. Sin embargo, es mejor tener algunos pares de repuesto por si tienes que sustituirlas en algún momento del día.

Edad

Las lentillas desechables diarias son una buena opción para los más jóvenes, especialmente para los que se inician en el uso de las lentes de contacto. Los usuarios más jóvenes tienen tendencia a dañar o perder sus lentes de contacto. Con las lentillas diarias, pueden reemplazar fácilmente las lentes de contacto rotas o perdidas. ¿Con qué frecuencia usas lentillas?

Si no usas lentillas todos los días, las diarias pueden ser más adecuadas para ti. De este modo, no tendrás que pensar en limpiar las lentillas que no utilizas a diario. Si eliges las mensuales, acabarás guardando las lentes de contacto la mayor parte del tiempo. Podrían correr el riesgo de contaminarse o secarse mientras están dentro del contenedor. Si es así, tendrás que deshacerte de ellas incluso antes de que cumplan 30 días.

En cambio, si usas lentes de contacto a diario, te resultará más rentable optar por las mensuales. Las lentillas mensuales también son ideales para las personas que prefieren cambiar de lentillas a gafas a lo largo del día. Puedes guardar las lentes de contacto en el estuche cuando no las uses y volver a ponértelas varias veces al día si es necesario.

Comodidad y riesgo de infección

Las sustancias presentes en las lágrimas, como las proteínas, los lípidos y el calcio, pueden acumularse en las lentes de contacto cuando las llevas puestas. La acumulación en tus lentes de contacto las hará menos cómodas y no siempre se eliminan por completo durante la limpieza. Normalmente, quedan algunos restos de los depósitos en las lentillas mensuales, especialmente cuando están llegando al final de su tiempo de uso.

Es menos probable que se produzcan infecciones con las lentillas diarias. Algunas personas no siempre son constantes a la hora de limpiar sus lentes de contacto. El riesgo de contaminación es menor si llevas lentes de contacto nuevas cada día. Cuanto más reemplaces tus lentes de contacto, mejor será para tu salud ocular y tu comodidad.

Deja un comentario