SeCalcula Blog

Tu blog sobre Calculadoras Online

Hit enter after type your search item
SeCalcula Blog

Tu blog sobre Calculadoras Online

Espasticidad: qué es, síntomas y tratamiento.

Espasticidad Sintomas Tratamiento
Espasticidad Sintomas Tratamiento You are Reading..

Espasticidad: qué es, síntomas y tratamiento.

Comparte con los demás

 

La espasticidad es una condición que ocurre en un aumento involuntario de la contracción muscular, que puede aparecer en cualquier músculo y esto puede dificultar que la persona realice actividades cotidianas, como hablar, moverse y comer, por ejemplo.

Esta condición ocurre debido a algún daño en la parte del cerebro o la médula espinal que controla los movimientos musculares voluntarios, y este daño puede ser causado por un derrame cerebral o como resultado de una parálisis cerebral. Sin embargo, dependiendo de la alteración del cerebro, la espasticidad puede ser más leve, afectando un pequeño conjunto de músculos, como el brazo, o si es más extenso, puede aparecer en varios lugares, como en el lado derecho del cuerpo.

Espasticidad que es

La espasticidad es una afección crónica, es decir, no tiene cura, pero es posible reducir los síntomas mediante fisioterapia, el uso de medicamentos indicados por el neurólogo, como relajantes musculares, o mediante aplicaciones localizadas de botox.

Los síntomas de espasticidad dependen de la gravedad de las lesiones en el cerebro o la médula espinal, pero pueden aparecer:

  • Contracción muscular involuntaria;
  • Dificultad para doblar piernas o brazos;
  • Dolor en los músculos afectados;
  • Cruce involuntario de las piernas;
  • Deformidades conjuntas;
  • Espasmos musculares.

Debido a los cambios musculares, la persona con espasticidad puede tener una postura incorrecta, con los brazos doblados, las piernas y los pies estirados y la cabeza inclinada hacia un lado.

La espasticidad puede surgir en una persona con parálisis cerebral, porque el daño al cerebro que ocurre en estos casos afecta el tono muscular, que es la fuerza que hace que el músculo se mueva, lo que altera los movimientos de los brazos y las piernas, por ejemplo.

Las personas que han sufrido una lesión cerebral traumática, debido a un accidente, pueden desarrollar espasticidad, que aparece debido a lesiones en el cerebro o el cerebelo, y esto hace que las terminaciones nerviosas no puedan enviar un mensaje para el movimiento de los músculos.

La espasticidad también es muy común en personas con esclerosis múltiple, ya que esta enfermedad autoinmune causa un deterioro del sistema nervioso que afecta los movimientos musculares. Verifique mejor qué es la esclerosis múltiple, los síntomas y el tratamiento.

Además, otras afecciones que pueden causar espasticidad son encefalitis, meningitis grave, accidente cerebrovascular, esclerosis lateral amiotrófica, fenilcetonuria y adrenoleucodistrofia, conocida como enfermedad de Lorenzo.

Grados de Espasticidad

Los grados de espasticidad se pueden evaluar de acuerdo con la escala de clasificación, llamada Ashworth:

  • Grado 0: el paciente no presenta contracción muscular;
  • Grado 1: contracción muscular leve;
  • Grado 2: aumento de la contracción muscular, con cierta resistencia al movimiento;
  • Grado 3: gran aumento en la concentración muscular, con dificultad para doblar las extremidades;
  • Grado 4: Músculo rígido y sin posibilidad de movimiento.

Tratamiento Espasticidad

Con el tratamiento que se realiza diariamente, el paciente puede disminuir su grado de espasticidad poco a poco.

El tratamiento para la espasticidad debe ser guiado por un neurólogo, ya que es necesario evaluar la causa neurológica que está causando el problema. Las opciones incluyen:

1. Remedios

Por lo general, se utilizan remedios para la espasticidad, como el baclofeno o el diazepam, que ayudan a los músculos a relajarse y aliviar los síntomas del dolor, por ejemplo. Otros remedios que también pueden indicarse son las benzodiacepinas, la clonidina o la tizanidina, que reducen la transmisión de estímulos y facilitan la relajación muscular.

2. Fisioterapia

Para mejorar los síntomas de espasticidad, también se recomienda hacer fisioterapia para mantener la amplitud de las articulaciones y evitar otras complicaciones, como la rigidez articular, debido a la falta de uso de la articulación de la extremidad afectada.

La fisioterapia en la espasticidad se puede hacer con el uso de:

  • Crioterapia: aplicación de frío en los músculos afectados para reducir temporalmente la señal refleja que hace que el músculo se contraiga;
  • Aplicación de calor: permite la relajación muscular temporal, reduciendo el dolor;
  • Kinesioterapia técnica para enseñar a la persona a vivir con espasticidad, a través de ejercicios o el uso de ortesis;
  • Estimulación eléctrica: estimulación con pequeñas descargas eléctricas que ayudan a controlar la contracción muscular.

Los ejercicios de fisioterapia se deben hacer al menos dos veces por semana con un fisioterapeuta y puede hacer los ejercicios que se enseñan todos los días en casa. Este tratamiento sirve para reducir los síntomas de espasticidad y facilitar el desempeño de las actividades diarias.

3. Aplicaciones de botox

Inyecciones de botox, también llamada toxina botulínica, puede usarse para disminuir la rigidez muscular y facilitar el movimiento de las articulaciones, ayudando a la persona a realizar actividades diarias e incluso sesiones de fisioterapia.

Estas inyecciones deben ser indicadas por el médico y actúa reduciendo las contracciones musculares involuntarias, sin embargo, su acción tiene un tiempo determinado, entre 4 meses y 1 año, siendo más común tener que recurrir a una nueva dosis de esta sustancia después de 6 meses de la primera aplicación. El botox También puede indicarse para tratar la espasticidad en niños. Ver más otras aplicaciones de botox.

Visita nuestra Calculadora de Calorías

Calculadoras Online


Comparte con los demás

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *